Últimas

La disputa de la línea de colectivos 60

Frente al lock out patronal y ante la inacción del Ministerio de Trabajo, los laburantes de una las líneas más importantes de CABA y Conurbano, avanzaron en su plan de lucha: Corte en Panamericana y 197 ¿Los resultados? Represión, más de 20 heridos, 6 detenidos, una larga jornada de movilización en distintos puntos representativos y al fin un paso adelante en el diálogo entre estado, empresa y trabajadores, que promete anuncios para mañana 29-07 después de las 12.

Desde el Área Audiovisual de Radio Gráfica, conversamos con el delegado Miguel Álvarez sobre la represión de gendarmería, los motivos de estos 37 días de lucha, las condiciones de trabajo de los choferes, el mal servicio que brinda la empresa a los usuarios y el significado de esta lucha para el gremio en general, los usuarios del transporte y los trabajadores todos.
El conflicto empezó el 25 de junio. Un despido arbitrario fue la causa. Pero en la 60 desde que DOTA se hizo cargo hace cinco años, los conflictos son permanentes. Por ejemplo, los once delegados estuvieron un año sin cobrar el sueldo y se sostuvieron por la solidaridad de sus compañeros que organizaron los aportes. Como dice el dicho: “lo que no te mata, te fortalece”. Hoy primero de agosto en el Ministerio de Trabajo la comisión interna dio cuenta una vez más de la intransigencia de la empresa. Por eso continúa el conflicto.
En diálogo con Radio Gráfica el integrante del cuerpo de delegados Hugo Swarzman explicó que en el día de hoy se desarrolló una asamblea que duró muchas horas. Se resolvió aceptar la propuesta que, ayer viernes, brindó el Ministerio de Trabajo. La misma “era pobre ante la solución a los problemas”, explicó el delegado. Sin embargo en la votación de la asamblea primó la “búsqueda de diálogo” en una votación que “fue muy ajustada”.
linea 60 trabajadoresLa propuesta del Ministerio de Trabajo planteaba, entre otros puntos, que de los cuatro trabajadores despedidos cuya reincorporación se estaba debatiendo (los otros 47 ya estaban adentro), se reincorporaba a uno (el despedido del 25 de junio cuando se inició el conflicto). Los otros 3 quedaban para ser debatidos en la conciliación. Además que el miércoles los trabajadores iban a cobrar el 80% del salario de julio. Además los delegados tendrían permisos gremiales, derecho que está en todo convenio colectivo y que la empresa no respetaba.
El problema surgió que “cuando llegamos al ministerio de trabajo la propuesta se había caído porque la empresa no la aceptaba”, afirmó Swarzman. Lo curioso es que el Ministro de Trabajo Carlos Tomada, quien después de un mes intercedió en el conflicto declaró hoy que “lo aprobado en la votación de los trabajadores contenía términos divergentes con la propuesta original”.
La pregunta es entonces ¿tan zonzos son los trabajadores para pasarse horas en asamblea debatiendo una no-propuesta? Es claro que si después de 35 días de acampar, de dejar horas con la familia para bancar a sus compañeros, de no saber cómo pagarán las cuentas… un trabajador escucha esa declaración, tiene todo el derecho de insultar a una autoridad que no parece tener decisión de ponerle los puntos a una patronal intransigente.
El lunes continúa el conflicto de la línea 60. La comisión interna no se fue hoy del Ministerio ni con una nueva convocatoria a una reunión. Swarzman explicó que “el lunes vamos a salir a trabajar sin cobrar boleto y vamos a hacer una nueva movilización” que puede ser nuevamente en Panamericana y 197 o hacia el Ministerio de Trabajo. Respecto del servicio de emergencia en el marco del lock out patronal, el delegado afirmó que este jueves “salieron solo 14 coches por decisión de la empresa”. Por ese motivo no saben qué recorrido ni con cuantos coches funcionará la línea 60 la semana entrante.
LM/GF/RG

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.