Trabajadores de General Motors denuncian acuerdo espurio entre la empresa y el SMATA

El Ministerio de Trabajo de la Nación le dio la espalda a los trabajadores suspendidos de General Motors que marcharon hacia la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, desde Rosario, esta mañana. “Recibieron a la empresa, recibieron al sindicato y a nosotros, que somos los damnificados, no nos atendieron”, sostuvo Luciano Burgos, del Comité de Lucha de la automotriz.
Burgos denunció que la empresa acordó las suspensiones con el SMATA a espaldas de los obreros, y su compañero Diego Ascarratea resaltó que la cláusula 6ta. de esa acta establece que los trabajares quedarán desafectados, en decir, despedidos, a partir del 1ro. de diciembre.
“Es totalmente inconstitucional que un gremio firme la desvinculación de un trabajador. Alguien tiene que escucharnos, representarnos. Esto no puede seguir adelante, más en un cordón industrial que está siendo muy afectado”, sostuvo Burgos durante la Conferencia de Prensa realizada este mediodía en el Hotel Bauen, en el centro porteño.
El acuerdo entre la patronal y el SMATA estableció la suspensión de 350 trabajadores, con rebaja salarial, por nueve meses. Los trabajadores lo rechazaron, y denunciaron que las suspensiones son ilegales porque el acuerdo no fue homologado aún por el Ministerio de Trabajo. También afirmaron que se trata de despidos encubiertos.

(Coproducción Barricada TV y Radio Gráfica)

Be the first to comment on "Trabajadores de General Motors denuncian acuerdo espurio entre la empresa y el SMATA"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.