Docentes de Esquel luchan por la educación pública

La provincia del Chubut está atravesando una de las peores crisis de su historia y está afectando a las y los trabajadores estatales. En el caso de los docentes, llevan tres meses con distintas medidas de lucha y suma tres semanas consecutivas sin clases en prácticamente todas las escuelas de la provincia.

El conflicto se retrotrae a Mayo de 2017, cuando se acordó con el gobernador Das Neves una paritaria por 16,6% para Julio más el compromiso de revisarla en Octubre del mismo año. Sin embargo, durante todo ese mes el gremio docente ATECH no fue convocado y al finalizar Octubre falleció Das Neves, lo que convulsionó al gobierno. Se habían planeado medidas de fuerza, pero se suspendieron en respeto al contexto del fallecimiento. Desde aquel momento, los sueldos continúan congelados, habiendo tenido que convivir con una inflación cercana al 25% en 2017 y del 10% en el primer cuatrimestre de 2018.

A la ausencia de una paritaria nacional y de una paritaria provincial, se le suma la crisis financiera de la provincia que ahora comanda Arcioni. El gobernador decidió, desde el mes de Febrero, realizar un pago escalonado a todos los empleados estatales, estableciendo tres fechas de cobro (los que ganan entre $30.000 y $50.000 cobran a mitad de mes y quienes ganan más de $50.000 durante la última semana). Esta definición es ilegal por incumplir lo que se establece por ley como fecha de pago para empleados estatales: hasta el 4to día hábil de cada mes.

El reclamo del colectivo docente del Chubut se extiende a otras problemáticas de la educación pública. Una de ellas es la ausencia de partidas presupuestarias para el mantenimiento de los edificios escolares (en cuanto a cuestiones infraestructurales, eléctricas y de gas). Le sigue la eliminación del subsidio al Transporte Educativo Gratuito (conocido como TEG) que, hasta el año pasado, le permitía a docentes y estudiantes viajar gratis de su casa a la escuela. Por otro lado, se ha decidido suspender las políticas socioeducativas, como los Centros de Actividades Juveniles (CAJ) y el Programa de Mejoramiento Institucional (PMI), lo que perjudica las trayectorias de las y los estudiantes de la provincia. Y, por último, se reclama por la precarización laboral que padecen los empleados auxiliares, que conviven con contratos flexibles y sueldos muy desactualizados.

Debido a esta situación, las y los docentes de la provincia han decidido ocupar pacíficamente el Ministerio de Educación y distintos edificios vinculados al área educativa (como la Supervisión de Escuelas y la Delegación Administrativa de la ciudad de Esquel). Ante este panorama, el gobierno se vio en la obligación de sentarse a dialogar con los gremios estatales y plantear algún tipo de propuesta concreta que dé respuesta al listado de reclamos de las y los trabajadores provinciales.

Be the first to comment on "Docentes de Esquel luchan por la educación pública"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.