ÚltimasVideoinformes

Conferencia de prensa contra el vaciamiento de la cultura

Se realizó una conferencia de prensa con representantes de la cultura exigiendo la renuncia del Secretario de Cultura Pablo Avelluto y del presidente del INCAA Ralph Haiek.

Dicho pedido está motivado por las intervenciones de Avelluto en el festival de Mar del Plata, donde en medio de abucheos durante la inauguración, el Secretario prohibió el uso de la palabra a los realizadores premiados y a los jurados nacionales e internacionales; generando así un acto de censura vergonzoso dentro de la comunidad internacional. “¿Se acuerdan cuando vivíamos en una sociedad democrática y nos escuchábamos los unos a los otros?” interpeló Avelluto, mientras mentía sobre los logros de su gestión y negaba los reclamos de la comunidad cinematográfica presente.

Fernando Krichmar, miembro fundador de Documentalistas Argentinos (DOCA), aseguró que con este atropello “querían silenciar que en el cine están apostando a recortar y a concentrar los pocos recursos que van quedando para la cultura después de todos los ajustes que están haciendo en manos de las grandes corporaciones mediáticas y culturales; y eliminar toda posibilidad de independencia y de una mirada disidente de la cultura que es donde la Argentina es fuerte”.

En esta línea, el cineasta Benjamín Naishtat, ganador al mejor director de cine en el festival de San Sebastián, dijo a Barricada TV que “se empieza a caminar un camino peligroso cuando se normaliza la censura”.

Todo esto se enmarca en un contexto donde recientemente se produjo la renuncia de la directora del Fondo Nacional de las Artes, Carolina Biquard, quien explicó a diversos medios que toma su decisión ante los reiterados atropellos del ex-ministro Avelluto, y en el marco donde varios actores de la cultura denuncian que Avelluto ordena a los entes autárquicos que subejecuten sus presupuestos para invertir en diversos instrumentos financieros, en lugar de fomentar a las industrias culturales que por ley deberían sostener.

En el caso del INCAA -en donde su presidente, Ralph Haiek, sigue el camino del ajuste- se trata de una sub-ejecución de 700 millones de pesos que podría y deberían estar a disposición de la industria, pero se encuentran en plazos fijos. Además, denuncian los cineastas, “en este 2018, diferentes agravios e incumplimientos de la ley pusieron en jaque a toda la industria cinematográfica y auguran un peor 2019. El comité de otorgamiento de créditos no se encuentra funcionando, el patrimonio fílmico argentino se pudre por la falta de apoyo a la cinemateca, los trámites se demoran en la vía administrativa, muchos concursos se encuentran cancelados o reducidos y la escasez de las ayudas financieras fuerzan a realizar rodajes relámpago de dos o tres semanas que resultan en una merma de la calidad de las obras y de los ingresos de los trabajadores”.

Andrea Testa, directora y guionista, afirmó que distintos actores de la cultura se reunieron evidenciando que “no hay que tener miedo”. Y explicó que la idea era “invitar a la comunidad a que se sumen cada vez más para defender la cultura y decirle no a la censura, decirle no a las políticas que están desfinanciando la cultura toda”.

“No es fácil callar las voces de este pueblo”, aseguró cerrando Fernando Krichmar, “lo importante de esta jornada es que tenemos un sector de la cultura de pie y en combate (…) si siguen atacando la política cultural van a tener esta respuesta”.

Tags

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mirar Además

Cerrar