ÚltimasVideoinformes

Organizaciones exigieron la libertad de Julian Assange en la embajada ecuatoriana en Argentina

Julian Assange, el fundador de WikiLeaks, fue detenido el 11 de abril luego de que el gobierno de Ecuador le quitó el asilo diplomático. El australiano se encontraba refugiado desde 2012 en la embajada de Ecuador en Londres, pero fue capturado por la policía británica tras ser expulsado de la embajada luego de la acusación del presidente ecuatoriano Lenin Moreno de supuestas violaciones a su libertad condicional.

Posteriormente de su apresamiento, Estados Unidos cursó su pedido de extradición. Si bien el presidente Moreno aseguró que no será extraditado a un país donde enfrente “torturas o pena de muerte”, la seguridad del ciberactivista corre riesgo tras esta detención.

Distintas organizaciones se manifestaron con preocupación en la embajada ecuatoriana en Argentina, “frente al viraje que ha dado la política ecuatoriana” afirmó el periodista Carlos Aznarez. Así detalló que se encuentran en alerta también por “la persecución al ex Canciller Patiño, la prisión de Jorge Glas, y la de Ola Bini, colaborador de los movimientos sociales de Ecuador y además un ciudadano sueco”.

Las distintas organizaciones entregaron una carta de respaldo a Assange en la embajada ecuatoriana. “Le planteamos al embajador que traíamos una cantidad de firmas importantes de organizaciones sociales, políticas, intelectuales de Argentina, de América Latina y de todo el mundo. Creemos que Moreno ha traicionado la revolución ciudadana”, dijo a Barricada TV Aznarez.

Paula Klachko, de Red de intelectuales y artistas en defensa de la humanidad, en esta línea sumó que “desde el campo popular en Argentina y en toda nuestra América y en el mundo tenemos que tomar esta bandera porque se avecinan estos tiempos oscuros, que no son del todo oscuros porque tenemos pueblos en lucha”.

Assange denunció y creó una red de información con la publicación de documentos secretos de diferentes gobiernos del mundo, y develó materiales diplomáticos confidenciales sobre las guerras de Afganistán e Irak. Si Estados Unidos no hubiese intervenido, debería ser liberado rápidamente en Gran Bretaña luego de declarar y pagar una multa. Pero a partir del pedido de extradición del país norteamericano, corre riesgos de enfrentar cargos de traición y espionaje por la megafiltración de cables diplomáticos conocida como Cablegate.

Su caso evidencia cuáles son los límites y riesgos que implica el derecho a informar en sociedades democráticas. “Assange es un héroe de la contra información” cerró Aznarez, “se jugó la vida dando la posibilidad a través de WikiLeaks (…) y se lo está sancionando y persiguiendo por decir esto es lo que está pasando en el mundo”.

Tags

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.