CiudadÚltimasVideoinformes

Los negocios ocultos detrás de los Juegos Olímpicos

Falta de transparencia, contratación a empresas amigas y sobreprecios son sólo algunas de las irregularidades que tuvo la realización de los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018 por parte del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA). Si bien, tanto Cambiemos como el Jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, proclaman la lucha contra la corrupción, a más de diez meses de la realización de los Juegos los mecanismos de control ciudadano para las obras, licitaciones y contrataciones están cubiertos por un manto de oscuridad.

Uno de los datos más polémicos que arroja la investigación del periodista Ernesto Rodríguez, revela que el gasto inicial estipulado para los Juegos en el año 2013 por el GCBA ascendía aproximadamente a 230 millones de dólares, con la estipulación de un dólar a 4,5 para el 2018. Sin embargo, según el cálculo del periodista para su sitio, ese número ascendió a 1.090 millones dólares.

En 2013, siendo Jefe de Gobierno, Mauricio Macri manifestó a la prensa que no era necesaria “casi ninguna obra” por que la Ciudad ya tenía las pistas, canchas y demás predios necesarios. Sólo tendría que realizarse la Villa Olímpica que luego sería “utilizada para viviendas sociales”, según dijo Macri. Pero nada de esto fue así. “Durante el cambio de autoridades en la ciudad en 2015, con la llegada de Rodriguez Larreta el gobierno pensó en aumentar la cantidad de habitantes en terreno porteño, pasando de tres a cinco millones de personas. La idea fue tratar de ganar espacios que no se “estuvieran utilizando” con fines habitacionales, sobre todo en la zona norte. Por eso se empezó a pensar en la venta del CENARD, del ISEF, el Tiro Federal. Y para eso, por que estaba el compromiso de los JJOO, había que pensar donde hacer sus escenarios. Esa fue la excusa que usaron para comenzar a hacer la pileta de natación y todos los módulos que hoy están abandonados” en Villa Soldati, explicó Ernesto Rodríguez.

De 39 deportes sólo 4 mantuvieron la sede original donde se realizarían, según lo planificado en 2013. Esto implicó para el gobierno tener que realizar una enorme cantidad de obras y compras que se realizaron bajo mecanismos irregulares. “Hay 65 empresas que al menos facturaron un millón de dólares. De esas, dos de cada tres recibió en alguno de los contratos un sobreprecio”, denuncia Rodríguez. ¿Cómo era este mecanismo? “Hay un pool de empresas que se conocen entre sí y que pactan los costos. Muchas veces el valor por el que se cierra la licitación corresponde con la evaluación técnica. Pero después se generan y permiten sobre pagos, adecuaciones, y demás estrategias legales, pero no morales, para subir ese pago entre un 20 y 25 porciento”, informa el periodista.

En su investigación sobre los Juegos, Ernesto Rodríguez se encontró con los diversos mecanismos usados por el GCBA para ocultar los datos sobre los gastos en que se incurrieron. “Hay información que está en el Boletín Oficial pero no que figura en la página de Buenos Aires Compra que es donde la ciudad de Buenos Aires especifica las compras y licitaciones. Hay licitaciones que están ahí pero no figuran en el área que tiene ver con infraestructura y construcción. Hay gente contratada y que no figura en ninguno los listados de empleados contratados. Hay una página que es Buenos Aires 2018 compra, donde técnicamente están puestas todas las operaciones, pero el último dato publicado es de abril del 2018”, denuncia el periodista. Estos son tan sólo algunas de las irregularidades que se dieron durante los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018.

Para conocer la investigación completa realizada por Ernesto Rodríguez pueden ingresar a https://ephectosport.com.ar/2019/07/14/los-duenos-del-oro-de-buenos-aires-2018/

Tags

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.