ÚltimasVideoinformes

Reflexiones en un 24 de marzo marcado por el coronavirus

A 44 años del inicio de la última y más sangrienta dictadura militar en la Argentina, la memoria sigue intacta pero esta vez puertas adentro. Por motivo de las medidas de aislamiento social y preventivo para evitar la propagación del Coronavirus, se realizaron pañuelazos y otras diversas iniciativas de forma virtual. Para reflexionar acerca de esta particular jornada del 24M en contexto de pandemia, Barricada TV habló con el filósofo e integrante del Instituto Democracia, Ulises Bosia. “De repente descubrimos que es más importante el derecho a la vida a que este abierto cualquier negocio, es más importante la salud pública que el negociado que puede hacer algún empresario”, sostuvo Bosia.

Según el filósofo esta cuarentena permite reflexionar acerca de muchos aspectos que en la inercia de lo cotidiano se pierden o no tienen lugar. El 24 de marzo no es para Bosia una jornada reivindicativa más sino una fecha que tiene que ver con nuestra identidad, una identidad que hace cuarenta años buscaba más igualdad y más derechos y que fue cercenada con represión y desapariciones. El filósofo explica que esto no sucedió solamente en la Argentina sino también con Ronald Reagan en los Estados Unidos y Margaret Tatcher en el Reino Unido. Estas eran las respuestas del capitalismo ante la crisis del Estado de Bienestar keynesiano.

Hoy, en la actual crisis económica global que la pandemia vuelve a hacer surgir en gran parte del mundo, no faltan discursos optimistas que propugnan slogans como “de esto va a salir una sociedad mejor”, “vamos a salir más solidarios y con nuevos valores”. Al respecto, Ulises Bosia expresa que “no se puede dar por sentado que va a haber un cambio positivo en la sociedad”. Y continúa: “ante una crisis la dinámica capitalista se endurece”. Como ejemplo pone la salida a la crisis de la burbuja financiera de Lehman Brothers de 2008, cuyas recetas neoliberales ahogaron a las mayorías del primer mundo.

En pleno 24 de marzo y en medio de la pandemia que acecha a gran parte del mundo, aún no se conocen las consecuencias sociales, políticas y económicas que enfrentarán los sectores populares ni cuáles serán las salidas. “Si queremos alterar el sentido de esos cambios, es una tarea histórica, son cambios muy profundos y requieren la acción consciente y decidida de las grandes mayorías”, dijo Bosia.

Tags

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.