ÚltimasVideoinformes

Bolivia: gobierno de facto y coronavirus

“La cuarentena se está viviendo de una manera muy violenta, hay tremenda persecución y criminalización de sectores que subsisten como pueden”, describió en diálogo con Barricada TV el periodista Luis Romero Wamani desde Bolivia. Hasta el lunes 6 de abril había en el país trasandino 183 casos confirmados y 11 fallecidos por Covid-19. A continuación, un resumen de las medidas adoptadas por el gobierno de facto de Jeanine Áñez.

Bolivia se encuentra en estado de emergencia sanitaria y cuarentena obligatoria hasta el 15 de abril, con un cierre total de fronteras. La circulación vehicular tanto del transporte público como de particulares está prohibida. El gobierno exhortó a la población a que solo un miembro de cada familia se haga cargo del abastecimiento de víveres. El horario estipulado para esa tarea es entre las 7 de la mañana y las 12 del mediodía. Además rige un orden de circulación dispuesto por los últimos dígitos de la Cédula de Identidad. Los sábados y domingos está prohibido la salir a la calle.

En cuanto a las medidas económicas adoptadas por la presidente de facto, se encuentra el Bono Familia y la Canasta Familiar. El primero destinado a adultos mayores sin jubilación o quienes cobren la Renta Dignidad y para mujeres embarazadas que cobren el Bono Juana Azurduy. El monto del Bono Familia es de 500 bolivianos (unos 4.700 pesos argentinos). En segundo lugar, la Canasta Familiar se destina a las familias que tengan hijos en escuelas públicas y que estén cursando hasta el último año de la educación primaria, y consta de 400 bolivianos (3.700 pesos argentinos) por cada hijo.

Wamani explica que la comunicación del Ministerio de Salud se restringe a anunciar la actualización de casos y fallecidos pero que no se difunden otras medidas para tranquilizar a la población. Y agrega que las medidas tomadas por la “Alianza Juntos”, el partido de Añez, parecen forman parte de la campaña para las próximas elecciones presidenciales. Luego de ser postergadas por el gobierno de facto, las elecciones aún no tienen fecha confirmada.

Según Wamani, la polarización propuesta por el gobierno ilegal fragmentó a la sociedad boliviana incluso en el contexto de pandemia. Añez y su séquito señalan al gobierno que derrocaron como responsable de todo lo que sucede en Bolivia. Asimismo, todo cuestionamiento o manifestación en demanda de soluciones es catalogado como un intento desestabilizador del Movimiento Al Socialismo (el partido de Evo Morales). En este sentido, cabe mencionar las dificultades del sector de la economía informal al cual la cuarentena está afectando dramáticamente. A esto se suma la arenga confrontativa entre los sectores urbanos y los sectores rurales, impulsada desde el gobierno autoproclamado. Muestra de ello es la fuerte militarización en las calles bolivianas.

Tags

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.