ÚltimasVideoinformes

Desmontaron 9 mil hectáreas en el norte durante la cuarentena

La deforestación de las grandes empresas siguió avanzando en el norte del país de manera ilegal, ya que se realizó sin el permiso que exige la ley de bosques, y a pesar de que esta actividad no está habilitada desde que rige el aislamiento social obligatorio.

Si bien el desmonte se frenó, en las primeras semanas de la cuarentena se afectó 9 mil hectáreas, según comentó Ricardo Tiddi de Somos Monte, una organización de Chaco que lucha contra este fenómeno.

Ricardo denunció que “lo más grave es el avance sobre la Estancia La Fidelidad, del lado formoseño”, ya que no está protegida por el estado, a diferencia de la parte que se encuentra en Chaco, donde fue declarado parque nacional. La Estancia comprende más de 100 mil hectáreas que comparten ambas provincias.

Sin embargo, aclaró que este problema “no es solo en cuarentena”, sino que “en la ultima década” se profundizó, y esto es debido a “la expansión de la frontera agropecuaria”, en particular por la sobreproducción de “soja” y la “ganadería, sobre todo vacas”. Además, aseguró que “la ley de bosques bien aplicada, ayudaría a la conservación de los bosques y su utilización de manera sustentable”.

El referente de Somos Monte consideró que “no se trata de un problema de hambre”, como se suele argumentar en defensa de estas actividades, sino “de distribución”, ya que “en el mundo se produce el doble de lo que se consume”. “Algunos se quedan con hambre para que otros se enriquezcan”, agregó.

Por último, detalló que “no faltan los recursos” para enfrentar los desmontes, sino que “falta tomar decisión”, ya que no se trata de “pequeños productores”, sino de “grandes empresas de capital extranjero”, lo que muestra que “es un tema mundial”. “La crisis por el virus se suma a la del cambio climático que ya estamos viviendo”, concluyó.

Tags

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.