ÚltimasVideoinformes

Luis Espinoza: otro caso de gatillo fácil y desaparición forzada

Una vez más la policía es responsable de un caso grave de violencia institucional. El trabajador rural fue asesinado en manos de la fuerzas de seguridad y estuvo desaparecido por siete días. Hablamos con el abogado Pablo Gargiulo, integrante de la organización tucumana de Derechos Humanos ANDHES.

El último viernes por la noche la familia de Luis Espinoza confirmó el hallazgo del cuerpo luego de una semana sin información sobre su paradero. Su hermano lo vio con vida por última vez cuando policías lo arrastraban hacia el monte en el Mecho, un paraje a 70 kilómetros al sur de la capital tucumana.

“Hay nueve policías detenidos, se les tomó declaración indagatoria. Aparentemente dos de ellos fueron los que habrían dado la información acerca del lugar donde tiraron el cuerpo” afirmó Gargiulo. ANDHES (Abogados y abogadas del Noroeste argentino en derechos humanos y estudios sociales) no es parte de la causa pero se puso a disposición de la familia desde el primer día y sigue muchos casos de esta índole en la provincia.

El hecho que representa Espinoza no es nuevo ni en Tucumán ni en el resto del país, aún en democracia. Por lo que se da a entender que no es un hecho policial aislado sino que merece por parte del Estado un planteamiento serio para que deje de suceder. Con respecto a esto el abogado afirmó que “se tiene que trabajar fuertemente en educar fuerzas de seguridad democráticas y respetuosas de los Derechos Humanos”.

Tags

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mirar Además

Cerrar