ÚltimasVideoinformes

Se cumplen 18 años de los asesinatos de Darío y Maxi

El 26 de junio de 2002 la policía mató a Darío Santillán y Maximiliano Kosteki en lo que se llamó la Masacre de Avellaneda. Dieciocho años después continúa el pedido de justicia y cárcel a todos los responsables.

Sus compañeros, compañeras y familiares multiplican sus ejemplos de militancia, dignidad y lucha en este contexto tan particular de crisis ayudando a los que más lo necesitan. Por primera vez, y a raíz de los contagios por Coronavirus, no se realizará el típico corte del Puente Pueyrredón para recordar a Darío y Maxi.

“Seguimos exigiendo juicio y castigo para los responsables políticos que gobernaron en su momento. Duhalde, Felipe Solá, Anibal Fernández, entre otros, son quienes realmente dieron la orden política para disparar con balas de plomo” denunció Dina Sánchez, referenta del Frente Popular Darío Santillán. La masacre se dio en un contexto de hambre y desocupación que todavía arrastraba la crisis del 2001 y las organizaciones estaban exigiendo mejores condiciones de vida.

Aquellas y aquellos militantes siguieron construyendo poder popular y hoy se ve evidenciado en la creación de un sindicato de la economía popular como lo es la UTEP: “esos piqueteros, esas piqueteras, hoy son sujetos políticos y vamos a seguir peleando a través de nuestro gremio por esos derechos que han sido negados durante tantos años” agregó Dina.

A pesar de la cuarentena, se recuerda a los militantes con diversos actos virtuales en las redes sociales.

Tags

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.