ÚltimasVideoinformes

Convenio UBA-Shell: estudiantes lo rechazan

La facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires (UBA) realizó un acuerdo con Shell, en donde le permite disponer de sus laboratorios y recursos humanos. Nos comunicamos con Juliana Fera, presidenta del Centro de Estudiantes (Cecen) y militante de Identidad Exactas, y con Luna González, que forma parte de la Juventud del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS).

La empresa “tiene 1 año exclusividad de los datos que surjan de las investigaciones”, y puede “considerar confidencial cierta información”, por lo cual “no podría ser publicada” por quienes realizaron los trabajos, contó la presidenta del Cecen.

La militante del PTS detalló que para poder publicar, tendrían que “pedirle permiso a la multinacional, que contestaría en 30 días”, y reflexionó: “Si se descubre el impacto ambiental producto de estas practicas, Shell no lo querría publicar”. Además consideró que “esta información le permitiría a la empresa obtener beneficios económicos sobre la base de los sistemas convencionales, eufemismo del método de fractura hidráulica (Fracking)”.

González lo definió como un “trámite express”, ya que se aprobó
en tres días, que se hizo “a espaldas de los estudiantes”, y remarcó el apoyo de distintos sectores de la comunidad educativa, entre los que destacó el centro de estudiantes de Ciencia y Tecnología de la Universidad de San Martín (Ceuma), y el de Filosofía y Letras de la UBA (CeFyL).

Por su parte, Fera aseguró: “No podemos aprobar el convenio sin una discusión que rompa con este modelo que estamos criticando”. En este sentido dijo que “no hay justicia social sin justicia ambiental”, y que para eso hay que cuestionar la actualidad de “depredación de recursos, capitalismo financiero y concentración riqueza”, que “es insostenible” y conduce a “crisis como la que estamos viviendo actualmente”.

La militante de izquierda comentó que este acuerdo es presentado como “la vinculación de la universidad con el afuera”, y que el docente e investigador, Guillermo Folguera, lo definió como “neoliberal”.

Ambas consideraron que el rol de la ciencia “no debe estar atado a las necesidades del mercado” y que “la universidad no debe ser un instrumento de la ganancia de empresas que destruyen el medio ambiente”. También coincidieron en la necesidad de “discutir la matriz productiva” de nuestro país, y de “responder a los intereses de las mayorías”.

Por último, la referenta del centro de estudiantes destacó que “la ciencia y educación son clave para salir de la crisis en la que estamos” y que “la pandemia muestra la importancia del rol del estado”. Además comentó que “luego de 4 años luchando” hoy “la esperanza es otra” por el cambio de gobierno.

Tags

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.