Últimas

Tucumán arde

Por APA Prensa Tucumán // Organizaciones sociales y políticas tucumanas cuentan cómo vivieron las jornadas de saqueos y el acuartelamiento policial por el aumento de salario, al tiempo que reflexionaron sobre la política de Cristina Fernández de Kirchner, a nivel nacional, y de José Alperovich en la provincia.

Policías, incitaciones y necesidad

Los referentes políticos de sectores populares Rubén Portas -dirigente de la Corriente Clasista y Combativa-, Nicolás García -Frente Popular Darío Santillán – Corriente Nacional- y Daniel Banco -Partido Obrero- se expresaron sobre los saqueos y los reclamos de salario policial.

Rubén Portas, de la Corriente Clasista y Combativa, relata que la primera jornada de conflictos “en Alberdi, en La Cocha, en Graneros, se vivió con total normalidad. Con la intención de generar pánico desde las distintas usinas, pero principalmente desde la Policía: nos decían que tengamos cuidado que había patotas reunidas, pero nosotros como CCC nos tomamos el trabajo de recorrer todos los lugares donde decían que se concentraba gente, porque en lo primero que se piensa es en las organizaciones de desocupados, y hemos constatado que en ningún lado se juntaba nadie. Lo mismo ocurrió en Aguilares y en Concepción. Desde ya, alertas, pero no se pudo detectar ni grupos reunidos, ni motoqueros reunidos, ni circulando. Esto sí se dio en el Gran San Miguel de Tucumán, donde están los compañeros de la CCC, las patotas que se movieron casi sincronizadamente con el acuartelamiento parcial de la Policía. Esas patotas circularon hasta las 3 o 4 de la tarde y lo que pudimos relevar es que después de esa hora se activó un sector de la población con necesidades y empezaron a correr mensajes de texto, sobre todo entre los jóvenes”.

Nicolás García del Frente Popular Darío Santillán – Corriente Nacional, comentó a APA lo que se hizo en la Villa 9 de Julio y en Villa Muñecas: “ya veníamos escuchando los rumores de saqueos en Lomas de Tafí, en Castillo y en otros lugares. Estábamos desconcertados, viendo que la punta de lanza del quilombo viene siendo la Policía. Vimos un conflicto salarial y a la par había policías de civil promoviendo el caos y el saqueo. Un clima enrarecido que nos preocupó. Entendemos las demandas salariales pero nos preocupan otras demandas que se están filtrando, como la reincorporación de los policías que estuvieron incriminados en el robo a los turistas, donde estuvo metida toda la comisaria de Yerba Buena y que fueron cesanteados, también pidieron la reincorporación de los policías que violaron a la travesti de la comisaria 4ª, lo que genera un combo con la narcopolicia ahí metida”.

Por su parte, Portas coincidió en que “la Policía instó estos rumores para generar pánico como parte de la estrategia de lograr el aumento; aumento que se merecen. Como todo empleado, uno necesita ganar mínimamente el costo de la canasta básica familiar, que hoy está trepado encima de los $11.111. La forma que hicieron el reclamo muestra que hay toda una mafia alrededor de la Policía. No de toda la Policía. Pero hay una parte enquistada en la dirección de la Policía, porque si no, no podría existir.”

Para Daniel Blanco, dirigente del Partido Obrero “se trató de una manifestación agudísima de descomposición política y de agravamiento de todos los factores de crisis. Una institución del Estado, como es la Policía, hoy aparece alzándose en todo el país contra el propio Estado, contra los gobiernos, etcétera. Porque el Gobierno ha pretendido desconocer el proceso inflacionario, muy superior a lo que marcaban sus estadísticas, y es perfectamente claro que hoy el pueblo argentino vive conmocionado. Que a los policías les den básicos, algunas provincias que ya han logrado de $10mil pesos, $12mil, $13mil, cuando el promedio salarial en la República Argentina es de $3000 o $4000. Frente a esa circunstancia nos encontramos con que, por esas vueltas que tiene la rueda de la Historia, la propia Policía ha puesto en crisis lo que era el plan central del Gobierno para enfrentar la crisis que tiene por delante, que era un plan de ajuste contra el pueblo argentino, y se encuentra con que ahora tiene que largar aumentos a la Policía. Y esto ha generado una conmoción entre los trabajadores que dicen que si hay plata para la Policía, bueno, ¿por qué motivo no va a haber plata para un docente, para un médico, para los empleados?”.

Otra política es menester

Los representantes de fuerzas populares consultados coincidieron en señalar las fallas de las políticas que asumieron los Gobiernos nacional y provincial. Y propusieron su visiones.

“El Gobierno Nacional, parecía hoy en la fiesta del Padrino (cuando festeja mientras sus asesinos matan a todos sus enemigos) en Argentina, mientras hay gente velando a sus muertos, mientras hay 14 provincias envueltas en llamas bajo riesgo. La Presidenta está haciendo las fiestas festejando los 30 años de democracia. En ésta “década ganada”, Argentina se transformó de ser exportadora de petróleo, a ser exportadora de droga. Esto no puede ser al margen de lo que es el Gobierno. Está situación que se desató, primero en provincias opositoras, fue como un mensaje: ‘Hablan de que en manos de ustedes está la gobernabilidad, bueno, sepan que a mí no me van a sacar como a De la Rúa, yo les voy a generar crisis’. Es la sensación que se quiere transmitir” sentenció Portas.

Desde uno de los FPDS señalaron que están preocupados por lo que se está haciendo a nivel provincial: “A nosotros nos deben el subsidio provincial que tenemos en conjunto con la Corriente y junto al otro Frente, y nos preocupa porque en este clima nos están obligando a salir, están tirando nafta al fuego. No queremos ser funcionales a intereses que no sean del campo popular”.
En este sentido, para Portas “el Gobierno no sólo descuidó el sueldo de la Policía sino también de los otros trabajadores, como en las municipalidades están haciendo trabajar por $300, $400. Son responsables de toda ésta situación generada.”

Para García, el Poder Ejecutivo Nacional no tuvo la reacción necesaria. “No puede sostener los salarios, o sea, viene generando algunos ajustes (sintonía fina); techos salariales importantes y los conflictos con la Policía no son los primeros.”
La CCC y el FPDS habían preparado para este miércoles una movilización en reclamo porque el Gobernador les adeuda los meses de noviembre, diciembre y el plus del subsidio, que se distribuye entre 800 y 850 personas. “Nosotros entregamos el listado y ellos se encargan de entregar el subsidio a cada uno. Ahora como la situación está enrarecida vamos a ver qué hacemos”.

La postura del Partido Obrero es que “frente a la retirada de la escena de la Presidenta; frente al hecho de que el Gobernador, que todos los días dominaba la escena mediática, parece que se le bajó el telón de su teatralización cotidiana, tenemos un vacío político que indudablemente no tenemos que permitir sea llenado por la acción de la Policía o la acción de los saqueadores, cualquiera sea el sector, porque acá hay bandas que están organizadas deliberadamente, seguramente por la Policía, y hay sectores pobres que seguramente se prenden en la volada. Pero no representa una salida. Pensamos que el movimiento obrero tiene que tomar posición de conjunto, tiene que ocupar la escena, tiene que formular claramente sus reivindicaciones, relativas al salario, relativas a que si hay plata para todo esto, entonces tiene que haber plata para pagar el 82%, hay que terminar con la precarización, y en términos de una construcción más estratégica, hay que formular una alternativa política que apunte al conjunto de la crisis y de este caos. Son responsables los empresarios, los grandes terratenientes y sus representantes políticos y no el pueblo trabajador, que siempre termina siendo la víctima, que cuando se haga la contabilidad de las víctimas mortales, los heridos, etc., vamos a encontrar que se trata siempre de gente trabajadora y los que siempre se lavan las manos y salen airosos de todas estas crisis son precisamente los poderosos.”

Fuente: http://apaprensa.com.ar/la-mirada-de-las-organizaciones-sociales/

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.