IMPA es un BarrioÚltimas

Hasta la victoria Sonia, compañera trabajadora de IMPA

Sonia Gutiérrez obrera y militante de la Fábrica Recuperada IMPA murió el 10 de mayo de 2014, tenía apenas 53 años. Sonia es la mujer nueva, lo escribimos en presente porque ella continúa viviendo en los compañeros que compartimos luchas y experiencias con ella.
Como el Che hablaba del hombre nuevo, Sonia es la mujer nueva, ella se construyó a sí misma, dejando de lado el egoísmo para transformar esta sociedad. Ella afirma “hemos tomado un compromiso colectivo, de vida, y entregamos nuestra energía en este proyecto”.

A la condición de obrera le suma la de mujer, doblemente excluida por el sistema. Por eso también luchó por los derechos de las mujeres, enfrentando al machismo que incluso está presente en grupos militantes.
Creció como persona y militante, aprendiendo y enseñando “fue todo nuevo, y lo aprendimos”. Siempre tenía en cuenta el otro; la moral fue el motor de su vida para construir el colectivo, desde ese lugar fue dirigente y compañera.
En ella se sintetiza la experiencia obrera, la capacidad intelectual y la voluntad por una sociedad libre y justa. Luchadora por la defensa de la Fábrica Recuperada IMPA y de los trabajadores en general. Comprometida con los derechos humanos. Referente para los jóvenes vulnerados por el sistema, encontraban en ella afecto y principios.
Fundadora del Centro Cultural de IMPA donde arte y trabajo se unen, ella explica se trata de un “colectivo horizontal, abierto siempre a nuevas propuestas”. Dice Sonia.”IMPA es todo, educación, cultura y producción. El objetivo en lo cultural no es el sueldo. Trabajamos por consolidar un proyecto, ganar la conciencia de los compañeros, seguir produciendo cultura y también productos industriales.”
Coherente en su postura de vida, hacia lo que decía y pensaba, era una compañera solidaria tanto a nivel general, en sus vínculos en grupos en los que participaba y con cada persona en particular.
El cambio social, también es personal y familiar, “acá en IMPA estoy con mi hija, que trabaja conmigo en lo cultural, y con mi hijo, que estudia en el secundario. Mi sueño es que un día estemos bien, rebien”, me imagino a Sonia sonriendo mientras dice estas palabras, estar bien: una vida plena para todos es el sueño de Sonia.
Un sueño que se hace realidad como dice Sonia: “La verdad es que lo merecemos, y de a poco, a pulmón, lo vamos construyendo” Por eso vamos a seguir construyendo y luchando por un mundo de hombres y mujeres nuevos.

Fuente; Entrevista a Sonia Gutiérrez: La Capital Domingo, 08 de agosto de 2010 / Revista Sudestada

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.