DocumentosÚltimas

Para entender la revolución en Kurdistán

(Por Guillermo Caviasca/Barricada TV) Una guerra que lleva casi un siglo empezó a llamar la atención de los militantes latinoamericanos en los últimos dos años: la lucha nacional del pueblo kurdo. Los medios de prensa de organizaciones de izquierda comenzaron a mencionar a ese pueblo con interés; análisis políticos, ideológicos, geopolíticos lo nombran como ejemplo; militantes viajan a Kurdistán.
¿Qué es lo que cambió en la lucha kurda? ¿Por qué los militantes les prestan atención hoy cuando durante décadas fue sólo la mención de un conflicto perdido y sin influencia para los latinoamericanos? Pero sobre todo, ¿de qué se trata el conflicto que despierta atención?
1) El Kurdistán es una región que toma su nombre por el pueblo que la habita, no por una delimitación geográfica precisa. Tiene una superficie de unos 390.000 km2 y una población de entre 25 y 30 millones de habitantes. Estos datos están sujetos a discusión, que ya que en una lucha nacional los nacionalistas imaginan superficies mayores y una población más numerosa; y sus enemigos lo contrario. Es un dato de la realidad que los kurdos son el pueblo más importante en número y territorio que actualmente no tiene Estado propio, y que desde 1915 viene luchando por su reconocimiento.
2) El término kurdo parece que en su origen estaba asociado a una clase social, no a una definición étnica. Con esta palabra se intentaba nombrar a los pastores nómadas de las zonas montañosas y las llanuras de la región. La definición del Kurdistán se empezó a usar por primera vez como término geográfico en el siglo XII. Con el avance turco Otomano en el siglo XIV los kurdos quedaron como tributario del Sultan. Al final de la primera guerra mundial (1918), el Imperio Turco se desintegró y la región Kurda fue repartida entre diferentes Estados y administraciones coloniales, defraudando las aspiraciones nacionales de muchos líderes kurdos. Embrionarias experiencias independientes de la década del 20 fueron aniquiladas tanto en Turquía como en Irak.
3) Desde ese momento hasta la actualidad el Kurdistán se encuentra dividido entre Turquía, donde habitan entre 13 y 20 millones de kurdos (un 20% de la población del país); Irak con 8 millones (17%); Irán entre 7 y 10 m (10%), y Siria con unos 2 m (10%). El devenir de la lucha del pueblo kurdo estuvo cruzada por dos factores. Uno: la pelea específica de cada comunidad en el marco de sus respectivos Estados-nación; como cada país tuvo regímenes y políticas diferentes en el marco de espacios culturales y étnicos distintos, las organizaciones kurdas evolucionaron de forma distinta dada la estrategia particular de confrontación con cada Estado y las políticas distintas de ellos hacia los kurdos. Segundo: la característica de la formación social kurda en la que lo clánico-tribal fue determinante, debilitando la base para la penetración de ideas nacionalistas. Tal es así que una de las rebeliones kurdas en Irak en 1960 se realizó encabezada por líderes clánicos para oponerse a la reforma agraria impulsada por el partido Baas y apoyada por los comunistas kurdos.
4) Con el crecimiento de los Movimientos de Liberación Nacional en los sesenta, las rebeliones independentistas kurdas se volvieron endémicas en cada unos de los Estados nación dominadores. En Irán la primera fue en 1945/46 (apoyada por la URSS) y en 1979/83 en contra de la revolución islámica y apoyada por Irak. En Irak en 1960; en 1966; 1975; 1985/88; 1993 siempre contra los nacionalistas arabes bassitas (la fuerza más destacada en Irak es el PDK Partido democrático del Kurdistán, encabezado por Massoud Barzani, en competencia con la UPK, Unión Patriótica del Kurdistán). Todas las rebeliones en Irak fueron apoyadas por Irán, menos la exitosa de 1993 cuyo sostén fue los EEUU. En Turquía la rebelión kurda se inicia en 1978 y continúa hasta la actualidad con diferentes etapas, encabezada por el PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán, liderado por Abdullah Ocalan). Tanto en Irán como en Irak y Turquía desde el momento en que se desataron las rebeliones la situación de conflicto nunca se desactivó, con picos de grandes operaciones militares que implicaron decenas de miles de kurdos muertos (y también miles de soldados de los estados mencionados), pero las operaciones de los rebeldes se mantienen en forma de guerrillas y atentados aún en los peores momentos. En Siria los kurdos no desataron rebeliones armadas ya que los basistas sirios desarrollaron una doble política de concesiones y “arabización”.
5) La situación del Kurdistán cambia radicalmente después de que la intervención Occidental sobre Irak inicia un período de desarticulación del equilibro estatal pos segunda guerra mundial, y la geopolítica de medio oriente se vuelve “volátil”. La guerra contra Irak desarrollada entre 1990 y el 2003 tuvo como conclusión la destrucción del Estado y de sus FFAA, y contó con la activa colaboración de los partidos kurdos nacionalistas, el PDK y el UPK. Una vez destruido el Estado Iraquí, los kurdos consiguieron un amplio nivel de autonomía en el norte, transformándose en un cuasi estado independiente. El caos en que se sumió Irak y que continúa desde la invasión hasta hoy se contrasta con la capacidad de los kurdos del PDK y la UPK de mantener el orden en su región, asumiendo funciones completas de gobierno: defensa, economía relaciones, exteriores, etc.
6) La política occidental (y sionista) en la región avanzó y debilitó a los estados, destruyendo o produciendo crisis como estrategia. Con la crisis de Siria la situación de Irak se repitió en menor escala. Los kurdos opositores al gobierno de Assad tomaron el poder en su zona después de la retirada del ejército y de los funcionarios estatales del partido Baas. A diferencia de Irak, en Siria los kurdos se mantuvieron independientes de los rebeldes pro-occidentales del CNS (Consejo Nacional Sirio), y mantienen una situación de no guerra con el gobierno central, que dedica sus fuerzas a combatir a los islamistas de ISIS y al CNS. La crisis en toda la zona fue una crisis de oportunidad para todas las fracciones kurdas, que se reactivaron aprovechando el vacío de poder y la volatilidad regional.
7) El escenario político de la Nación Kurda se configura en la última década de la siguiente forma: El PKK, liderado desde la prisión por el mítico Ocalan, es absolutamente mayoritario en Turquía y cuenta con una fuerte presencia en el exilio kurdo europeo, donde consigue fuertes posiciones de propaganda hacia su causa. Cuenta a su vez con dos partidos tributarios o aliados: uno en Siria, el PYD (Partido Unión Democrática), que lidera el autogobierno del Kurdistán sirio y las fuerzas militares kurdas. El otro, el PJAK (Partido por la Vida Libre) en Irán, que encabeza la oposición en el Kurdistán iraní y las guerrillas de la zona. Las ideas de Ocalan y las fuerzas que adhieren a ellas hoy son mayoritarias en esos países y en el exterior. La segunda fuerza que disputa la hegemonía en la Nación Kurda es el PDK, encabezado por Barzani. Es la fuerza principal de gobierno en el estado casi independiente del norte de Irak, y comparte el poder con los nacionalistas de la UPK. El PDK tiene influencia en Irán y Siria a través de los partidos PDK iraní y el CNK (Consejo Nacional Kurdo en Siria), fuertemente opositor a Assad y pro-occidental.
8) El PDK y sus aliados son una fuerza socialdemócrata neoliberal, que impulsa una alianza muy estrecha con las potencias occidentales, especialmente con los EEUU. Las fuerzas kurdas de Barzani combaten en estrecha colaboración con los aliados y reciben suministros estables de occidente. En la estable región kurda iraquí las inversiones extranjeras fluyen con libertad (el 40% del petróleo iraquí se encuentra allí), y muchas compañías transnacionales tienen su sede en el Kurdistán iraquí y no en Bagdag, ya que la ley de inversiones kurda asegura un período libre de impuestos de 5 a 10 años, la repatriación de las ganancias, poder contratar a trabajadores extranjeros y otros factores, incluso para los proyectos estratégicos dan tierras de forma gratuita. El nivel de libertad hacia los capitales extranjeros es el mayor existente en el mundo. Esta situación promueve un trato privilegiado por las potencias e inversores occidentales que permite al estado kurdo del norte iraquí disponer de recursos y transforma a la zona en un poli de atracción d emano de obra kurda de las regiones vecinas. Las fuerzas kurdas del PDK, sus guerrilleros hoy soldados los peshmergas, suman varias decenas de miles de hombres bien equipados, aunque como infantería liviana, sin equipo pesado.
9) Con una posición político ideológica muy diferente, Abdullah Öcalan, líder histórico del antes marxista-leninista PKK, proclamó la “Declaración del Confederalismo Democrático” como base de la nueva ideología del partido. En ella Öcalan se aleja de la idea tradicional del Estado-nación, por considerar que es una entidad organizativa que obstaculiza a la autodeterminación en vez de una expresión de ésta. Öcalan afirma: “Dentro de Kurdistán, el confederalismo democrático se establecerá en las aldeas, pueblos y asambleas de la ciudad, y a sus delegados se les confiará la real toma de decisiones”. Para Öcalan esto significa que “el confederalismo democrático de Kurdistán no es un sistema estatal, sino un sistema democrático de un pueblo sin un Estado”. Entonces “el PKK no deriva la creación de un Estado-nación kurdo a partir del derecho de los pueblos a la autodeterminación. Este derecho se entiende como la base para el establecimiento de una democracia de base, sin necesidad de buscar nuevas fronteras políticas. Es tarea del PKK convencer al pueblo kurdo de esta concepción (…) la estructura estatal clásica y su concepción despótica del poder son inaceptables (…) toda comunidad, grupo confesional, colectivo específico de género y/o grupo étnico minoritario, entre otros, puede organizarse de manera autónoma”. Las nueva ideas del PKK (que incorporan elementos del anarquismo y el autonomismo) impulsan la creación de una serie de organismos de gestión política cultural y productiva de lo pequeño y regional a lo nacional confederal. En este sentido renuncia a la idea de Estado-nación socialista típica de los MLN. Busca un equilibrio con los Estados-nación existentes al no reclamar la independencia sino una amplia autonomía que permita desarrollar las nuevas formas locales de gobierno y una articulación confederal entre los kurdos de los diferentes países.
10) La nueva ideología toma reivindicaciones como la ecología, la igualdad de género y la democracia, lo que la vuelve original en Medio oriente. A partir de la adopción de las nuevas ideas el PKK cambió de estrategia y se presentó a las elecciones turcas en el 2009, a través de un partido turco progresista (el PSD, Partido Sociedad Democrática, fue proscripto por el gobierno central turco poco después a causa de violar la ley que prohíbe partido kurdos y se fundo en su reemplazo el PDP Partido Democracia de los Pueblos que paso a ser el vehículo actual de expresión electoral Kurda), logrando la mayoría en la zona kurda y gobernando ciudades y aldeas. Desde allí realizó profundas reformas que se plasmaron en la sanción de una constitución propia (llamada Contrato Social) en enero de 2014, en la ciudad de Rojava. La declaración constitucional expresa las aspiraciones del PKK: “Nosotros, los pueblos de las regiones autónomas democráticas: kurdos, árabes, asirios caldeos, asirios arameos, turcomanos, armenios y chechenos, por nuestro libre albedrío, enunciamos el siguiente Contrato Social para establecer justicia, libertad y democracia de acuerdo con los principios de equilibrio ecológico, de igualdad, de no discriminación por motivos de género, religión, idioma; para dar cuenta de una sociedad democrática y de una vida en común basada en un marco político y moral que promueve el entendimiento mutuo y la convivencia en la diversidad; y para garantizar los derechos de las mujeres y los niños, la protección, la defensa y el respeto a la libertad de religiones y creencias. La administración de las comunidades autónomas democráticas no acepta el entendimiento basado en el concepto de Estado-Nación. No acepta una sociedad basada en un estado militar ni religioso, ni acepta la administración en un poder centralizado”.
11) Como conclusión no podemos dejar de mencionar el importante rol que las fuerzas Kurdas, tanto el ejercito de Barzani como las milicias de Ocalan, tienen en la lucha contra ISIS. Han sido las fuerzas más eficientes y que le han proporcionado más derrotas a los islamistas. En paralelo se ha multiplicado el apoyo occidental principalmente a los peshmergas, pero también (a regañadientes) a las milicias del PKK. Los kurdos han logrado emerger a partir del debilitamiento de los Estados nacionales y la ruptura del statu quo de posguerra, con nuevas posibilidades de lograr sus aspiraciones como pueblo. Existen hoy dos fuerzas que se disputan el futuro kurdo. El PDK, que avanza hacia la construcción de un Estado-nación propio dependiente de occidente en lo económico y aliado en lo político y militar. Su estrategia depende de la crisis y desintegración de los antiguos estados, cosa que ha sucedido en Irak, está en proceso en Siria pero no parece tan cercana en Irán, ni tampoco en la pro-occidental Turquía. Por otro lado tenemos la vía del PKK, que se basa en la creación de un “doble poder” en todo el Kurdistán, aprovechado la crisis donde exista, negociándolo donde la situación lo permita, o combatiendo donde ese sea el camino para abrir una situación de doble poder. El confederacionismo propuesto no cuestiona (en teoría) a los antiguos estados, pero en la práctica los desconoce sustrayéndoles soberanía. No superpone otra soberanía estatal absoluta pero le quita al Estado el control real sobre las zonas kurdas, creando instancias culturales, políticas, militares y económicas propias. Como es sabido el doble poder no puede ser una situación eterna ni pacífica, y expresa una crisis revolucionaria.

El camino de los kurdos a su realización como pueblo está en un momento clave. De acuerdo a cómo se resuelva la situación geopolítica en medio oriente veremos cual será su destino.

Artículos Relacionados

Un Comentario

  1. Che, hay un pibe kurdo que está en la plaza de rojas y yerbal tocando un especie de mandolina preciosa y que está muy en banda .HACE DOS MESES QUE LLEGÓ y no tiene donde estar. Se llama Turguz. Se puede hacer algo?????
    Por favor ?????

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.