Últimas

“Madres al frente” marcharon al Congreso contra el gatillo fácil

El pasado Jueves 27 un grupo de familiares de víctimas de casos de gatillo fácil y violencia institucional se movilizaron desde Congreso hasta Plaza de Mayo para pedir que la policía no mate ni a un pibe más. Entre ellos, estuvieron las madres de Luciano Arruga e Ismael Sosa.

La convocatoria fue organizada por CORREPI (Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional) formando parte del ENA (Encuentro Nacional Antirrepresivo) y juntó a casi 400 personas en la Capital Federal, pero la misma también se realizó en distintos puntos de país.

Los casos de gatillo fácil no son aislados, es por eso que se remarcó que el problema “no es un policía, es toda la institución”. La represión es política de Estado, es una de las herramientas que necesitan los gobiernos para imponer un “control social”.

Desde el retorno a la Democracia, más de 4.400 personas (2.800 en los últimos 12 años) fueron asesinadas en manos de la policía. De aquellos, el 51% no había cumplido 25 años y el 46% fue víctima de gatillo fácil.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.