Últimas

Presentan en la CTA libro con cables de ANCLA

Un libro de distribución gratuita que reúne los cables de la agencia clandestina ANCLA, impulsada por Rodolfo Walsh en 1976, fue presentado este mes en el auditorio de la Central de Trabajadores Argentinos CTA, ubicada en la avenida Belgrano, en el barrio porteño de Monserrat.

ANCLA fue concebida como una herramienta política ofensiva dentro de la resistencia a la dictadura militar, en el marco de la contrainteligencia montonera. Para esto se propuso tres objetivos, que respondían a esa coyuntura altamente represiva: “informar a los que informan”, denunciar las violaciones a los derechos humanos y el vaciamiento económico del país y, finalmente pero central en la definición política de la agencia, funcionar como herramienta de acción psicológica contra el poder económico y militar.

La agencian contaba con un importante bagaje informativo. Por un lado manejaba el archivo periodístico del diario Noticias, y recopilaba y analizaba los informes publicados por la prensa legal; por el otro, cada frente de Montoneros hacía llegar las novedades a través de los canales orgánicos. La información se completaba con los datos arrojados por las interceptaciones a la red de comunicaciones de las fuerzas represivas. Esta actividad se denominaba “escucha”, ya que implicaba escuchar cotidianamente las transmisiones de las redes de las fuerzas de seguridad y desentrañar sus códigos para adelantarse a operativos y secuestros.

A partir del mes de junio de 1976 empezaron a llegar por correo postal cables informativos a los periodistas de los principales diarios del país, a los corresponsales extranjeros, a los miembros de la Iglesia, de las Fuerzas Armadas y de los grupos del poder económico cómplices de la dictadura, llegando a enviarse regularmente cerca de 200 cables con el sello de ANCLA hasta junio de 1977. Para esa fecha culmina su etapa orgánica, tras las caídas (entre ellas la del propio Walsh) y las salidas al exterior, que dificultaron su continuidad. Poco después sus servicios fueron reanudados por un grupo de periodistas encabezados por Horacio Verbitsky, pero fuera de la estructura montonera y con objetivos más acotados. Así se mantuvo funcionando hasta fines de 1978.

@barricadatv
barricadatv@gmail.com

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.