Últimas

24 de marzo: que haya una sola marcha

Las organizaciones políticas que firmamos la siguiente declaración y conformamos el espacio del Acampe Anti-imperialista decidimos tomar posición respecto al próximo 24 de marzo cuando se cumplirán 40 años del comienzo de la última dictadura cívico-militar y simultáneamente Barack Obama vendrá al país.
Con la llegada al gobierno de Macri una nueva etapa política se ha abierto en nuestro país. El poder económico local asociado al imperialismo ha copado los principales cargos ejecutivos y se vuelven a impulsar las políticas neoliberales que tanto daño le han hecho a nuestro pueblo. Los despidos masivos de trabajadores del estado, la quita de retenciones a los productos agrícolas y a la minería, los aumentos de las tarifas en los servicios públicos y la apuesta por pagarle a los fondos buitres para volver al endeudamiento con los organismo de crédito internacionales, son parte de las primeras medidas económicas de la ofensiva macrista.
El nuevo gobierno argentino expresa una avanzada del imperialismo en Nuestra América que busca terminar con los procesos de cambio que han debilitado la hegemonía norteamericana en la última década. De una integración continental que luche por su soberanía se busca retomar las relaciones de subordinación a los capitales trasnacionales de Estados Unidos y Europa. Macri en los últimos meses ha defendido a la oposición fascista de Venezuela, ha debilitado el reclamo por la soberanía de nuestras Islas Malvinas y ha buscado acelerar el tratado de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea. También decidió ir al foro de Davos mientras desistió de participar de la reciente cumbre de la CELAC mostrando cuáles son sus prioridades.
Pero, así como el poder económico y el imperialismo necesitaron de la dictadura militar en 1976 para llevar adelante sus políticas, 40 años después desde el nuevo gobierno se ataca también a la democracia en la Argentina.
Las madres y abuelas de plaza de mayo, los hijos de desaparecidos, junto a los organismos de derechos humanos y las organizaciones populares, durante 40 años hemos sido parte de la lucha que ha logrado que durante los últimos años muchos de los genocidas y torturadores sean juzgados y condenados a prisión. El mismo editorial de La Nación un día después del triunfo electoral de Macri o los escraches en los lugares que fueron centros clandestinos de detención son una muestra de ello.
Desde que asumió el nuevo gobierno se ha buscado avanzar sobre las políticas de derechos humanos. Se han desmantelados áreas del Estado destinadas al acompañamiento y la investigación de las denuncias sobre los responsables militares y civiles de los crímenes de la dictadura, como también ha habido funcionarios que se han reunido con los grupos que promueven la impunidad para los genocidas.
El próximo 24 de marzo, no es un aniversario más. Para quienes luchamos reivindicando las banderas de los 30.000 y para quienes defendemos la memoria, la verdad y la justicia, se trata fundamentalmente de una jornada de lucha contra quienes han llegado al gobierno y buscan terminar con lo conquistado hasta el momento evitando.
La visita de Barack Obama al país para este 24 de marzo es parte de una agenda política por imponer los intereses norteamericanos en Nuestra América. Desde los gobiernos de Estados Unidos durante todo el siglo XX, y en los años que van del siglo XXI, se han apoyado y financiado decenas de golpes de estado en todo el continente, entre ellos el de 1976. La visita del presidente norteamericano es una ocasión para demostrar también que el pueblo argentino no olvida ni perdona al imperialismo norteamericano.
Durante los últimos 10 años los organismos de derechos humanos y las organizaciones populares no hemos logrado confluir en una marcha unificada. Consideramos que en el comienzo de esta nueva etapa política es imprescindible demostrar la fortaleza del campo popular con una sola marcha para seguir luchando por los derechos humanos de ayer y de hoy, por los 30.000, por Julio López, por Luciano Arruga y por la libertad de Milagro Sala. Si quienes buscan la impunidad apuestan a la división de nuestra fuerza, la más amplia unidad en la diversidad de nuestras identidades y posiciones políticas es necesaria en este momento histórico.
¡Ni un paso atrás! ¡Memoria, verdad y justicia!
¡No olvidamos, ni perdonamos!
¡Cárcel para los responsables militares y civiles de la última dictadura genocida!
¡30.000 compañeros y compañeras desaparecidos, presentes!
Patria grande
Seamos LIbres
Resumen Latinoamericano
Encuentro Antiimperialista
Movimiento 26 de julio
Encuentro latinoamericano
Organización 22 de agosto
MPR Quebracho
Barricada TV
Movimiento Evita
Adhesiones helicopterox@yahoo.com.ar

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.