Últimas

“El ministro Lino Barañao es consciente del veneno que significa el glifosato”

La campaña nacional de autoconvocados “Todos los 25 hasta que se vaya Monsanto”, que se realiza una vez por mes, decidió impulsar una serie de actividades y movilizarse en consonancia con una convocatoria internacional que postula la eliminación del modelo productivo de la multinacional.

La concentración tuvo lugar en la Plaza San Martín, en el barrio porteño de Retiro, donde intervinieron científicos, abogados ambientalistas, colectivos artísticos, y militantes sociales, para exigir que se termine el modelo extractivista de las multinacionales, que corren las frontera agropecuaria, expulsan a productores, patentan las semillas, contaminan a pueblos con la fumigación, y producen alimentos con agrotóxicos altamente perjudiciales para la salud.

“Cientos de trabajos científicos demuestran la asociación entre los químicos que se utilizan –entre ellos el más conocido es el glifosato – y las alteraciones al ADN de las células que desembocan en alteraciones genéticas en los embriones, que desembocan en producción de cáncer, en esterilidad en los hombres porque anulan los espermatozoides, que desembocan en abortos espontáneos producto de esto, y en enfermedades dermatológicas y respiratorias” dijo Juan Garberi, Doctor en Química e integrante de Red de médicos de pueblos fumigados y de la Mutual Sentimiento.

Si bien la consigna principal es “Fuera Monsanto”, las intervenciones también se refirieron a la complicidad de la academia científica y del Estado, en sus distintos niveles de administración, que no desconocen, sino que fomentan los perjuicios sanitarios, sociales y económicos que acarrean las producciones a base de semillas transgénicas.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.