CiudadÚltimas

31 ENM: “Cuando está llegando el golpeador del trabajo, ellas están temblando porque tienen miedo”

Las diferentes y complejas realidades en que está inmersa la problemática de género en la Argentina pudo contemplarse en los más de 69 talleres del 31 Encuentro Nacional de Mujeres, en la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe.

Alejadas de la cobertura mediática de las emisoras comerciales, miles de mujeres se animan a exponer sus vivencias y a escucharse para que –como dice y se repite cada año- algo cambie en cada una de las que participa.

Marta, jubilada e integrante de la organización Barrios de Pié, hizo hincapié en la necesidad de decir ni una mujer más víctima de la violencia y el maltrato, pero también en manifestarse en contra de la falta de trabajo y la imposibilidad de acceder a la canasta básica. A su vez, contó su experiencia en las copas de leches que organiza el movimiento que integra, donde percibe un incremento en la asistencia de chicos que buscan una merienda y bolsones de comida.

Petronila es rosarina y se agrupa dentro de Mujeres de ATE. Participa de los Encuentros desde hace más de diez años y cuenta en los talleres en que ha participado que sufrió maltrato psicológico y golpes por parte del padre de sus hijos pero que pudo salir por la ayuda de su familia. Insiste en que es fundamental dar fuerza a cada una de las que están atravesando situaciones similares, frente a la ausencia del estado, para que puedan “tener la suerte” que tuvo ella de contar con su familia para poder salir.

Cristina es de Salta y sostiene que su provincia presenta uno de los índices más elevados de femicidios del país y destacó la necesidad de que el estado se haga cargo y trabaje a fondo la violencia contra las mujeres. Carolina, trabaja en el INDEC y milita en Pan y Rosas, remarca la necesidad de organizarse por las reivindicaciones de género pero también por el contexto político y económico, caracterizado por “el ajuste” y los despidos masivos que ya superan los “once mil despidos en el estado”.

Laura Velasco, integrante de Mumalá (Mujeres de la Matria Latinoamericana) se refirió a la feminización de la pobreza –un eje incluido en los talleres del Encuentro- y que en Argentina uno de cada tres son pobres “las jóvenes y las pobres son las que mueren por abortos clandestinos y esa es una deuda con la vida y oportunidades de las mujeres”. Asimismo, indicó que hay legislaciones que no se están aplicando por falta de presupuesto como “la ley contra la violencia hacia las mujeres y la ley de educación sexual integral”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.