CiudadÚltimas

Filtración de datos en Facebook: “El problema no es individual”

El pasado 17 de marzo los diarios The New York Times y The Guardian publicaron reportajes acerca de la filtración de datos personales de unos 50 millones de usuarios de Facebook. El suceso se conoció como el escándalo de Cambridge Analytica. Se trata de una empresa británica fundada en 2013 que se dedica a realizar estudios y análisis de datos sociales y psicológicos con fines comerciales y políticos. Para comprender este conflicto, desde Barricada TV, entrevistamos a Esteban Magnani, periodista y docente especializado en cultura digital, quién nos contó lo necesario para saber más sobre el caso.

Esta situación pudo conocerse por la confesión de Cristopher Wylie, un ex empleado de Cambridge Analytica, quién conocía desde adentro cómo trabajan este tipo de consultoras. Según Wylie, esta compañía le pagó 800.000 dólares al profesor de la Universidad de Cambridge, Aleksandr Kogan, por el desarrollo de una aplicación destinada para generar perfiles psicológicos de los usuarios: un test online que indaga en las posiciones políticas, religiosas, los hábitos de consumo, lugar de residencia y mucho más. Dicho estudio, “This is your digital life”, tenía, en principio, sólo fines académicos y fue respondido por 270.000 usuarios a quienes se les pagó entre 2 y 5 dólares por su información.

Pero una parte del mencionado estudio versaba en el acceso de esta aplicación a los datos de Facebook de los usuarios, incluídos los de todos sus “amigos”; es así que se llega a la información personal de unos 50 millones de personas, por medio de los 270.000 encuestados inicialmente y sus respectivos contactos.

Wylie, sostuvo que esta inmensa cantidad de datos que recopiló Cambridge Analytica por medio de Facebook, es vendida a empresas quienes consideran oro la información para poder desplegar campañas publicitarias hiper enfocadas, de una segmentación muy precisa; de modo tal que los anuncios en el caso de Facebook, llegan a su clientela ideal.

El ex empleado de Cambridge Analytica, además agregó que en Facebook tenían conocimiento mucho tiempo antes del escándalo sobre el uso intrusivo que hacía la consultora británica sobre la información de sus usuarios, pero que no hicieron nada. Estos datos también tuvieron un carácter político invaluable, de hecho sirvieron parea influir en favor de la llegada a la presidencia de Donald Trump en Estados Unidos y también para que la salida de la Unión Europea de Gran Bretaña (Brexit) sea mejor vista. Tal es el poder que tienen las consultoras como Cambridge Analylitica, ya que, con una caracterización tan precisa de los usuarios; a cada uno le llegan los anuncios que le son de su interés.

El revuelo mundial que provocó este uso intrusivo y sin consentimiento de los datos de los usuarios de Facebook tuvo su punto álgido el pasado 10 de abril, cuando Mark Zuckerberg, CEO de la red social, compareció en el Congreso de los Estados Unidos durante 5 horas. De esta audiencia formaron parte los comités de Justicia y Comercio.

En este contexto, se hace evidente que los datos son un capital muy valorado por las empresas digitales. Esteban Magnani, explica: “Este no es un problema de filtración, esto es un modelo de negocio basado en los datos, que da muchísimo dinero. Google y Facebook son empresas que construyeron su poder, en menos de 20 años, a partir de los datos. Esto no es una excepción, no es un problema marginal, ni una filtración. Es un modelo de negocio muy exitoso”.

“El problema no es individual, sino lo que se puede hacer a escala social con esta información”, dijo Magnani al respecto de que a muchos usuarios puede no importarles la intrusión en sus datos, ya que ése sería el costo por utilizar aplicaciones de forma gratuita. Pero lo que no contempla esta postura es que toda esa información tiene consecuencias sociales, y que pueden incidir negativamente en la democracia.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.